viernes, 1 de octubre de 2010

HOME: La casa vista desde arriba

Desde el cielo todo es hermoso, se aleja del dolor y la fealdad. Las formas aéreas embellecen las cosas, pero el comentario que lo acompaña desnuda la realidad. Preparate.
El primer documental filmado íntegramente desde el aire y denominado HOME, fue presentado por representantes de la Confederación Mapuche y la Asociación de Docentes Biológicos de Argentina el miércoles 29 de septiembre en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA).
Por medio de animaciones computarizadas y tomas reales, muestra una cronología completísima que va desde los inicios de la tierra hasta la actualidad. A través de su explicación, revela cómo y por qué la forma de vida actual del ser humano no es viable, dado que la tierra no puede soportar el impacto de sus excesos y aceleración.
Fue dirigido por el cineasta francés Yann Arthus – Bertrand y financiado en diez millones de euros por la multinacional PPR. La misma está conformada por un conglomerado de marcas de primer nivel, como Gucci, Franc y Puma entre muchísimas otras.
El film regala 90 minutos de vuelo sobre el planeta, sin mostrar a nadie puntal, sin entrevistas ni primeros planos. Sólo una voz en off acompañada de música mayoritariamente instrumental que complementa los matices del relato. Desde el cielo todo es hermoso, se aleja del dolor y la fealdad. Las formas aéreas embellecen las cosas, pero el comentario que lo acompaña desnuda la realidad.
Lo novedoso del mismo además de su modo de filmación, es que fue estrenado a nivel mundial y gratuito el 5 de junio del 2009, y actualmente se encuentra disponible en todos los formatos. Por eso según sus realizadores, “las ganancias no se cuentan en millones de euros, sino en millones de espectadores”.

Desde el minuto cero hasta el año millón
Su relato comienza cuando la tierra era sólo volcanes y nubes de carbón. Mientras, pasa por las primeras lluvias originadas por las altas temperaturas y la posterior conformación de océanos imposibles de congelar por la distancia entre el planeta y el sol. Cuenta así como estas primeras aguas arrastraron los minerales de las rocas volcánicas para salinizar los mares. Responde de esta manera y a lo largo de la cinta, a muchas preguntas sobre las que no conocemos las respuestas pero tampoco indagamos en sus por qués.
Desde allí avanza la historia. Tierra, agua, primeras formas de vidas unicelulares, plantas, animales, convivencia, círculo y vínculo. En la naturaleza, la sociedad y el mundo todo está vinculado. Sin ellos no existe la comunicación ni la retroalimentación, y si se rompen, se quiebra el equilibrio natural dentro del todo complementario.
El homo sapiens es el más afortunado de este proceso, porque obtuvo como regalo un mundo apto para vivir. Pero es ambicioso, el único animal que se mata entre sí no por instinto o necesidad, sino por elección. Es quien interviene en este proceso natural para acelerar sus tiempos y romper con el equilibrio que la evolución mantuvo durante millares y millares de años. A partir de aquí comienza nuestra historia de hoy.
El crecimiento de las industrias, la sobreexplotación de los recursos, el saqueamiento de los mismos, las abrumadoras diferencias sociales generadas por las posibilidades tecnológicas de unos y la sumisión de los no desarrollados. HOME parece por momentos exagerar todo a través de las imágenes, pero su mensaje no caduca ahí, sino que muestra en carne viva lo la crudeza de lo que a diario se ve en las noticias pero no se logra dimensionar. Muestra como las grandes urbes y metrópolis consumen sin tapujos a países donde habitan miles de personas que sobreviven por sus recursos naturales

Mérito artístico y profesional
El mérito de HOME nace a partir de un doble enfoque, el artístico y el profesional. El primero no sólo por la música casi ensamblada que acompaña cada secuencia; sino también por la calidad lograda en las imágenes animadas sobre los inicios de la tierra. El segundo, por la precisión para articular todas las partes del relato, sonido, tomas y filmación, con el nivel justo de combinación y retroalimentación.
Con velocidades de cámara excelentemente logradas, (sin descontar el enorme aporte de la música elegida para cada secuencia), los zoom in, zoom out y cenitales intensos, intercambiaban roles en su juego de dialéctica. Lejos desde el aire todo hermoso, armónico. Al acercarse, la cruda realidad de una ballena flotando muerta en el mar, cargueros gigantescos atrapando a miles de peces, cigüeñas extrayendo y extrayendo petróleo. En la toma inversa, desde cerca, el capot de un auto que consume una cantidad óptima de petróleo en la globalidad. Desde lejos, cientos y miles de ellos copando el terreno.
Pero según HOME no todo es negro. A pesar de que por momentos parece hacer sentir que el fin del mundo está cerca, concluye su visión con una concepción optimista y esperanzadora. Plantea que ya no hay que observar los daños cometidos, los recursos perdidos, los animales muertos, los suelos contaminados. Sino que hay que mirar lo que queda, lo que todavía no se conoce. Hay que amigarse con la naturaleza e invertir en el uso de energías renovables, en la reforestación. Hay que invertir y bregar por un cambio de conciencia, por el no dejar de usar, sino por hacerlo de otro modo.
De no girar el rumbo, en 20 años las nuevas generaciones se preguntarán, “¿por qué nadie reaccionó si todos conocían el peligro?”. Pero por el contrario, también podrán decir algo increíble: “Ante el peligro tuvieron el valor de cambiar la forma de vida”. Éste es el mensaje de HOME y su ganancia no cuantificada en millones de euros, sino en millones de nuevas conciencias.
Original, didáctico, educativo, conciencientizador, realista, comunicativo, apocalíptico y esperanzador. Sumamente recomendable, no solo para los interesados en lo ambiental, sino también para los amantes del cine, la música y el guión.

Juliana D. Biurrún

No hay comentarios:

Publicar un comentario