Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Sobre la juventud neuquina y el under interdisciplinario e intercultural

Por actividades lúdicas, laborales y mis heterogéneas relaciones sociales, casi cotidianamente frecuento lugares diferentes con ambientes bastante distintos entre sí. Y siempre, como cada vez, observo las empavonadas faunas que habitan en ellos, cómo se mueven juntas mientras viven divididas entre sí. En algunos puntos fértiles encuentran una raíz común, se acercan y hasta se acercan de verdad. Enhorabuena, ahí es donde sucede la magia.
Los espacios interculturales tomaron mayor entidad social en Neuquén durante los últimos ¿cinco años? por proponerle una medida del tipo cronos. Esta es una sensación personal, quizás producto de que ni tengo tantos años para haberlo percibido antes ni tan pocos para no conocerlos todavía.
En paralelo a una gestión cultural municipal reticente a la integración de lo regional como parte de la idiosincrasia neuquina, los espacios alternativos encabezados por hacedores artísticos de acá, comenzaron a crecer. El circuito empezó a activarse desde abajo y casi…

Adhikari cerró el año en Teatro El Viento

Los Clonos y Los Papeles, dos bandas de rock, unos debutantes y otros saboreando sus incipientes conquistas. Juntas estas nuevas caras de la escena del under neuquino, adobaron el terreno para dar la bienvenida a otra que ya es casi leyenda en la zona y pregona la “conciencia del estado ser” en Adhikari. Brooklyn, Bigo, Puchito y el reincorporado violero Chuky, hicieron una cita colectiva el viernes 3 de diciembre en Teatro El Viento. Su gran 2011 merecía una fecha de cierre en el lugar donde más movidas culturales se hicieron durante esta fragmentación del tiempo. 
Para ellos el 2011 fue más que auspicioso. Recorrieron varios lugares de Argentina esparciendo su música y hace poquito rockearon con éxito por escenarios santafesinos teloneando a Cabezones. “La gente allá es muy rockera, antes de salir a tocar gritaban y pedían que salga la banda y eso nos levantaba mucho, salís con otra energía. El primer día tocamos para 300 personas y no nos conocía nadie, pero ya para la segunda fecha…