Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Sobre las personas quemapelos

Los quemapelos se caracterizan por tener ataques de verborragia reflexiva casi insoportables para quienes los acompañen en ese momento de lucidez extrema u enroscamiento absurdo. Cuando se despierta el síndrome, sus palabras se disparan incontrolables y con ellas los pensamientos se proyectan como cañitas irreverentes hacia el cielo. Éstos sujetos a veces se identifican por leer el lenguaje mudo que se esconde en la omisión, pero que rebelde, se escabulle por las comisuras de los labios cuando hacen fuerza para ocultar lo que el consciente les dice que se callen. Son defensores de la diversidad y militantes de la coexistencia entre tantas opciones como mentalidades conformen una situación. En función de eso, son idóneos para generar un terreno donde no haya parcialidad y a la vez todas las visiones sean válidas. Los quemapelos son reflexivos, intuitivos y analíticos. Memoriosos y detallistas de las palabras y los modos, de los tonos de voz y gestos de la boca; de las miradas y l…

El noctámbulo

De pibe descansaba poco y sentía que sus padres lo castigaban cada vez que lo mandaban a dormir. La vida nocturna era territorio prohibido gobernado por adultos y a su escasa edad la luz del día le abrumaba los ojos. Era extremadamente sensible y cuando los haces entraban por la ventana sufría un encandilamiento tal, que ni las pestañas más largas heredadas de su bisabuela lo protegían del brillo. Él pensaba que tenía una enfermedad pero no distinguía si era físico o mental. Pasaba horas largas en su habitación y los veranos de vacaciones los compartía con la Play Station que le había regalado su hermano. Vivió tantas tardes encerrado en ese cuarto, que su piel se volvió amarillenta y las ojeras le pronunciaron surcos grises sobre los pómulos. Los huesos de sus clavículas empezaron a sobresalir y los músculos de sus piernas a perder espesor. Su sonrisa se hizo tiesa y los labios resecos se acostumbraron a lastimarse cada vez que su boca se estiraba un poco de más. La primaria la pasó en…