Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Tu mejor versión

Cuando ya estás sentada en el restaurante, esperando el plato de la noche, al chef se le ocurre que la comida no está lista y con una acción simple de indecisión pone a prueba tu paciencia. La vida es como ese cocinero que te eligió de plato principal. Primero tantea tu resistencia ante diferentes temperaturas y elije la justa para cocinarte mejor. "Es cuestión de timing" comenta siempre un contemporáneo cuando calcula el momento justo para sacar las pechugas de la sartén. Los condimentos son fundamentales en esta relatividad bienaventurada. Si se pasa de acidez se agrega una pizca de azúcar para contrarrestar. Si está muy salado lo zambulle en agua para disminuir la picazón. Si tiene mucha pimienta, un clavo de olor para cambiar el sabor.

La vida es como el chef estrella de la noche y vos como su plato principal. Una vez definida la mejor temperatura, expone todas tus partes en el mise en place para denotar las virtudes y debilidades con las que tendrá que lidiar. Te deja de…