Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

A tu mente

Es que ya ves, esto es una ilusión, un corte arbitrario para ordenar el tiempo. ¿Ordenar el tiempo? ¿Acaso se puede definir el inicio de un círculo? ¿Y su segmento final?
Una confesión: Nunca me llevé bien con el tiempo. Me resultó más fácil alejarme de las intimidades con el alcohol que del uso desordenado del tiempo. Los límites siempre fueron cuestión de rebeldía para la mayoría, y para mí también. Sucede que las imposiciones y el deber ser, producen una contracción tan poderosamente constrictiva en mi mente, que en defensa personal se eyecta hacia el adentro más enmarañado, hacia mi propia deformación. Fin de la confesión.
Superar estas cuestiones es un proceso de rebalse en el que las incongruencias de años  -materializadas en hábitos de años-, se limpian desde adentro, poco a poco y en trabajo de hormiga. Grano de arroz a grano de arroz.  
Y en esto entra el tiempo y su “desordenado uso”. Aunque el considerarlo desordenado no sea más que un intento de respuesta a patrones sociales …