Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

¿Quién dijo que los pollos no son interesantes?

“Dos kilos de ansiedad”, ópera prima de Silvana Feliziani.

“¡Me comí dos kilos de uñas esperándote, dos kilos de ansiedad!”. Es uno de los ejes de la historia que transcurre en un criadero de pollos y tiene como protagonista una dupla actoral con gran química física, estética e interpretativa. Se trata de Laura Sarmiento y Matías Palacio, quienes en la piel de Clara y Samuel, dan vida a la ópera  prima de la actriz y ahora dramaturga y directora, Silvana Feliziani.
Una historia de histeria, frustración, metamorfosis, simbiosis y con algún dejo esquizoide en su trama. Que transita el odio y resentimiento con una fuerte dicotomía entre el amor y el desamor, la ira y la pasión.
Su lectura puede simbolizar a un mal que aqueja a muchas parejas en los contextos más diversos: La falta de registro en las necesidades del otro y la no aceptación sobre la totalidad que es el otro. ¿Qué surgió primero, el huevo o la gallina?; ¿qué ocurrió antes, yo dejé de pensar en tu necesidad o vos dejaste de re…

Y entonces recordé (parte II)

Que el orgullo lastima.
Que el ego aleja.
Que la impulsividad es paradójica: Es honesta pero también nociva. Es emocional pero opaca la inteligencia.
Que en el afán de hacer las cosas bien, se pueden hacer muy mal.
Que pagar con la misma moneda duele más que cobrarla.
Que aunque recuerdes el camino, hay lugares de donde no se vuelve.
Que las palabras son como espadas: Cortan lazos y agujerean el corazón.
Que la emoción manifiesta en el cuerpo es más fuerte que la razón.
Que la seguridad es firme hasta que te doblan la rodilla desde atrás.
Que comprendo las relaciones libres solo en el verbo.
Que salir volando siempre queremos hacerlo todos.
Que tengo que cortar con mis hábitos nocturnos.
Que a veces soy débil.
Que a veces necesito que me abracen fuerte.
Que el corazón me late rápido.
Que mis pensamientos son más veloces que mis pies.
Que soy más de lo que las palabras dicen.
Que no me detengo donde no me quieren.
Que la empatía es el arte de unos pocos.
Que potenciar las nimiedades es una cualidad de mu…

Y entonces recordé (parte I)

Que sin egoísmo lo único que importa es lo que se tiene dentro.
Que no me interesan las formas ni los estatus.
Que mi intuición es una de las armas más poderosas que tengo.
Que aunque parece que todo se me escapa, en realidad todo lo percibo.
Que mi cuerpo es fuerte y resistente.
Que estoy bendecida por demás.
Que creo en los talismanes mágicos y no me importa que se sonrían de mí.
Que tengo amigos de diamante.
Que mi familia no es cosa típica pero que me dio las bases más fuertes de flexibilidad.
Que quiero formar una gran familia y cuando tenga un hijo tendré dos y tres o cuatro.
Que todavía es pronto para eso.
Que me voy a casar de violeta o naranja, tal vez de azul o amarillo.
Que aprendí a aceptar a la gente como es, porque en la aceptación está lo grande.
Que vivo en un proceso permanente de despojo.
Que mi alma es exploradora.
Que mi espíritu es aventurero.
Que la tierra es lo que me falta.
Que el aire es lo que me sobra.
Que miedo es lo que no tengo.
Que el movimiento es lo que me aviva.
Que no m…