lunes, 27 de septiembre de 2010

Día Internacional de las Relaciones Públicas


          “El arte de vincular comunicacionalmente una empresa con todos sus públicos, sean internos, intermedios o externos; adecuando el mensaje para cada uno de ellos en conjunto a propósitos previamente establecidos para lograr una retroalimentación positiva”.
          “Se llama relaciones públicas (RR.PP.) a la disciplina encargada de gestionar la comunicación entre una organización y un mapa de públicos clave para construir, administrar y mantener su imagen. Es una disciplina planificada y deliberada que se lleva a cabo de modo estratégico". 

          "Tiene la característica de ser una forma de comunicación bidireccional, puesto que no sólo se dirige a su público (tanto interno como externo) sino que también lo escucha y atiende sus necesidades, favoreciendo así la mutua comprensión, y permitiendo que se use como una potente ventaja competitiva a la hora de pretender un posicionamiento. Esta disciplina se vale de la publicidad, la información y la promoción no pagada para realizar su cometido”.
          Entonces como siempre digo, la comunicación y las relaciones públicas no son sólo una elección académica y laboral, sino que son una forma de vida. La raza humana es social por naturaleza y contra toda posible elección. Las relaciones interpersonales rigen nuestra cotidianeidad aunque ignoremos su permanente presencia. 
          Es una lástima que en la región las empresas muchas veces no le presten la atención necesaria a este costado de la organización. No en vano en países del primer mundo y con más historia de desarrollo cultural, como España, estas profesiones sean consideradas de jerarquía y se desempeñen como mano derecha a los puestos de mando.
          Al hacer caso omiso a los cientos de estudios sobre comunicación que realizaron investigadores a lo largo de las últimas décadas, muchas empresas y organizaciones dejan de lado el costado más importante de la fuerza de trabajo que es el motor de su emprendimiento. Si un empleado no se siente satisfecho, escuchado y tenido en cuenta, si no tiene canales para expresar sus inquietudes, o simplemente se siente ignorado como “uno más del montón”, es quien lo contrate el primero en echarse arena encima. El público interno es el primer influyente en la imagen que el público externo tenga de la organización, dado que hacia fuera funciona como espejo que refleja la satisfacción e insatisfacción por igual y sin discriminación.
          En un llamado a la conciencia de los emprendedores empresarios, se solicita apertura mental y abandono aunque sea por un rato de la búsqueda de plusvalía cuantificable y a corto plazo. No permitan que sus agentes de producción se sientan infelices en el lugar donde pasan la mayor parte de su día. Esto solo puede traducirse en resultados negativos para quien busca el beneficio de su bolsillo. 
          No hay nada más rentable que un empleado que se sienta a gusto y perteneciente a un lugar, con posibilidades de expresar su opinión o malestar, y que se sienta motivado al trabajar. Nada más rentable que una gestión de comunicación que cohesione el grupo humano con la transparencia del poder hablar y los beneficios de no callar.

26 de septiembre
Día Internacional de las Relaciones Públicas



Juliana D. Biurrún

No hay comentarios:

Publicar un comentario