Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2013

Desde el otro lado del mundo

Capítulo I Cada vez que Venus aparecía en el cielo Tobías sentía un deseo profundo de que sus zapatillas se transformen en propulsores para volar hasta el otro lado de las montañas. Era un soñador nato y de niño pasaba horas imaginando cómo sería del otro lado del planeta, el punto exacto donde él estaba parado.
Cuando iba a la escuela usaba los planisferios que le pedían las maestras y hacía una marca en las coordenadas de su casa. Después juntaba los extremos de la hoja y pinchaba esa intersección con un punzón hasta traspasar el papel y encontrar su punto gemelo en la otra mitad del globo.
Vivía en el norte argentino y encontraba ese lugar en un archipiélago de origen volcánico que hace miles de años estaba unido a Oceanía. Se llamaba Tasmania y recibía frecuentemente peregrinaciones de científicos y amantes de la naturaleza que buscaban las excentricidades de su vegetación. Allí sus pobladores vivían del turismo, la exportación de frutas tropicales y de la pesca.
En esa pequeña isla e…

Mujer fuerte

Ser una mujer fuerte no es tarea sencilla, por eso es que admiramos tanto a quienes lo son. Por eso es que hoy, en estos días de bisagra, los siglos y milenios de desventaja que sufrieron nuestros féminos ancestros, perecen al renacido poder infinito del vientre.

El poder femenino es fuerte como las mareas que agitan los mares y sucumben a las ciclotimias de la luna. Nada le pasa desapercibido. Todo se aloja en las redes de su memoria que se entrecruza en historias escritas de sueños, decretos e intuición. Sagrada intuición.
Las mujeres florecemos sabias cuando escuchamos el sonido de la piel que nos cubre el pecho. Somos fuertes y mucho; esto lo reafirma el umbral de dolor que podemos soportar y por el que fuimos creadas con la capacidad de parir. 
Una vez dijeron que una mujer inteligente podía conquistar el mundo, pero una conciente de su poder es invencible. Invencible ante la envidia de otros seres que no se descubrieron; a quienes la miden con mandatos heredados; a sentimientos con…

ALGO QUE DECIR

Quiero decir algo que todos sabemos: Que somos sonido que vibra y repercute en la bondad del cosmos, en la infinitud del ser. Que lucha por expandirse contra velos de estructuras que se paran en frente y para diluirlas, se reposa en ellas y las desvía; las vuelve sedas suaves que acarician el rostro y dejan entrar la luz en pleno camino.
Este sonido es el mensaje que viaja por la circulación a cada órgano, desde el talón de Aquiles hasta la clavícula y de ahí a la fontanela osificada. Allí se multiplica y reverbera en otros vórtices para repetir el ciclo de expansión. Suena la alarma que repica en las estrellas, se traduce en canto lo que escuchamos inconscientes y despiertos.
Somos eco, todo es movimiento y vibración por esparcimiento. Co creamos y generamos mensajes, reelaboramos creencias y erigimos religiones basadas en este sonido que nos dice que todo es intención, amor y deseo.
Multiplicar el recado es acercarse a la perpetuidad terrenal, volverse semilla para florecer en reform…

Curar desde la conciencia. Terapia de Vidas Pasadas como alternativa de sanación.

Entrevista a la terapeuta Claudia Sirito
En esta era de conciencia amplificada, los límites entre profesiones de la salud comenzaron a borrarse y el objetivo de sanar como misión de vida, encabeza un despertar más interdisciplinario que nunca. Médicos, psicólogos y terapistas holísticos, juntos para curar desde la sabiduría.

Actualmente cada vez más especialistas de ciencias médicas adhieren a las proposiciones expuestas por metodologías alternativas de indagación cognitiva. Los límites entre profesiones comenzaron a borrarse en esta era de conciencia amplificada y el objetivo de sanar que los une en su misión de vida, encabeza un despertar más interdisciplinario que nunca.
Claudia Sirito es una profesional involucrada en este cambio de paradigma científico espiritual. Es licenciada en Psicología por la Universidad de Buenos Aires y magíster en Psiconeuroinmunoendocrinología por la Fundación Universitaria René Favaloro. En su currículum se destacan además, numerosos cursos de posgrado, w…

Amor, karma y dolor. El final de Dexter Morgan

Para conocer la historia de Dexter pulsar aquí. ¡Publicación del 25 de enero de 2011!
La empatía fue el eje que atravesó toda la serie, en su ausencia o presencia. Fue el punto de conflictividad que determinó al personaje por su incapacidad de sentir como los demás y por ende, no concebir culpa en el hacer daño. También fue el ángulo de la nueva faceta de un protagonista en constante evolución, que deseó tanto apreciar como los otros que, cuando lo logró, quiso que termine porque era demasiado doloroso. La personalidad de Dexter Morgan se complejizó y desmenuzó por temporadas. Cada una ahondó en diferentes aspectos que componen a un ser social y contribuyen al cuestionamiento de su existencia. En la primera se lo mostró violento, con su pasajero oscuro en estado pleno y en carencia de cualquier soga que lo conecte con el “mundo real de la gente normal”. Más tarde experimentó y se debatió con la amistad, el amor de familia, la pasión, la admiración e incluso la fe. Todos factores inimagi…

Reformulaciones de la fe

De niños y niñas nos enseñaron que existía un Dios que nos cuidaba y nos observaba todo el tiempo; a quien teníamos que agradecerle por la comida de todos los días y, que si éramos buenos, nos íbamos a ir al cielo para vivir eternamente entre su luz. Por el contrario, si éramos malos, viajaríamos al infierno para pasar la eternidad en el purgatorio del fuego y sufrimiento.

Nos enseñaron que la fe era la confianza ciega en ese Dios todopoderoso que todo lo sabe y todo lo puede, que nos observa cuando nos masturbamos bajo las sábanas y que se mete en nuestra cabeza si pensamos en robar una golosina del kiosco. Por suerte siempre fuimos rebeldes y no seguimos los pies de esas concepciones. Ni siquiera doce años de educación formal en colegio católico alcanzaron para lustrar el concepto y dejar la creencia brillante como una perla. Al contrario. Tanta bajada de línea y pretensiones de amor incondicional hacia alguien que no podíamos imaginar más allá de los dibujos, surtió el efecto contrar…

El blanco absoluto

Tras el muro del cajón. Arriba abajo y al costado todos concluyeron en el mismo desenlace. Se escucha un pájaro que pasa por el techo y algunas gotas del cielo gris caen sobre las hojas del cuaderno. A pocos metros un hombre abre la puerta y besa el mármol, se sienta a deliberar y hablar en silencio. ¿Estará pensando lo mismo que yo?
No comprendemos lo que duerme detrás de esa pared, intentamos visualizarlo pero infinitas imágenes irrumpen nuestra imaginación. Allí reposa la historia que se descompone y pierde forma de sapiens. Los besos y los recuerdos se diluyen en la madera cuando un extraño suelda la puerta hasta el nunca más en esta dimensión.
Ahí dentro flotan las remembranzas y el corazón achicharrado late en la eternidad. La energía se transforma hacia un espacio que no se mide en tiempo y donde no existe la linealidad. Es el blanco absoluto de la nada y el todo al mismo tiempo, donde nace la clave de la existencia y delibera la sabiduría aprehendida con el cuerpo.
“Todo se con…

Con el viento vas a ver

El viento te pone de malas el humor y te frunce el ceño. Sentís que coarta tu libertad porque te limita absolutamente para escapar en bicicleta con rumbo indefinido. El viento y el calor son asfixiantes como el peor clima posible. 

En el asfalto la gente transita estresada. Los autos se cruzan de carril sin mirar quien viene detrás. Nadie quiere esperar. Todos mueren de calor dentro de sus coches sin poder abrir la ventanilla contra los 35 grados de temperatura.
Y mientras manejás hablás por teléfono con tu novia porque te preocupa que esté en la calle y sufra las ráfagas del cuasinfierno. Entonces se te tuerce el volante y asustás al de al lado con un cambio intempestivo de carril. Te toca bocina y pone cara fea. Sos la cosa más estúpida que hay en circulación.
Y los días de encierro te obligan al encuentro contigo mismo en tu mundo maldito. Las horas pasan sensibles. Mirás por la ventana como un gato que quiere saltar por el balcón sin saber que está ocho pisos arriba del suelo. Camin…

La idealista

Dicen que era una chica rara para esos días. Que era desprolija y vivía en un estado de despojo cercano a lo absoluto. Que casi nada parecía importarle y que era indiferente a todo lo que se cuantificara en valor material. Era como una "newhippie" que tenía un Smartphone porque se lo habían regalado.
Ella era muchas. Opuestas y contradictorias, apasionadas, insoportables y complicadas, pero adorables por sobre todo defecto. Cada una de sus partes era muy fuerte y luchaba sin freno para convivir en el mismo cuerpo. Tenía por mala costumbre pensar en demasía, ese era el defecto de su virtud más grande. ¿Qué la había llevado a ser así, si a veces no sabía ni siquiera pensar?
Quédate con quien conozca tu peor versión y no le de miedo”, decía siempre con seguridad. Eso se lo había enseñado su mamá que no pasaba día sin quejarse de sus pantalones rotos. Sabía que su luz era más fuerte que cualquiera de los grises que pudiera invadirla un martes ordinario. Era una soñadora que gas…

Ella es Abuki ♥

Las fotos de los años ‘50 muestran un rostro de labios carnosos y ojos rasgados. La mirada bellísima de una jovencita que escribiría una historia especial. Ella nació en la capital de Buenos Aires y hacia su adolescencia la familia se mudó a Bahía Blanca. Su tesis de piano data de 1959 y la letra caligráfica de su escritura revela la impronta de su educación formal.
Fue parienta directa del general Juan José Valle, uno de los últimos fusilados en Argentina el 12 de junio de 1956, tras encabezar la rebelión cívico militar contra el ex presidente de facto, Pedro Aramburu. Estuvo a punto de recibirse de abogada, pero las concesiones obligadas de la profesión le gritaron cambiar el rumbo. Así eligió el camino de la docencia, que por aquellos tiempos era común pero para ella significaba vocación.
Fue una apasionada de la enseñanza y la transmisión de conocimiento. Se hundió tanto en las historias de los protagonistas de sus grados, que los lazos se escaparon de la escuela y la llevaron hast…

Tu mejor versión

Cuando ya estás sentada en el restaurante, esperando el plato de la noche, al chef se le ocurre que la comida no está lista y con una acción simple de indecisión pone a prueba tu paciencia. La vida es como ese cocinero que te eligió de plato principal. Primero tantea tu resistencia ante diferentes temperaturas y elije la justa para cocinarte mejor. "Es cuestión de timing" comenta siempre un contemporáneo cuando calcula el momento justo para sacar las pechugas de la sartén. Los condimentos son fundamentales en esta relatividad bienaventurada. Si se pasa de acidez se agrega una pizca de azúcar para contrarrestar. Si está muy salado lo zambulle en agua para disminuir la picazón. Si tiene mucha pimienta, un clavo de olor para cambiar el sabor.

La vida es como el chef estrella de la noche y vos como su plato principal. Una vez definida la mejor temperatura, expone todas tus partes en el mise en place para denotar las virtudes y debilidades con las que tendrá que lidiar. Te deja de…